¿CÓMO TRABAJAMOS?

Alegría Sin Fronteras es una entidad realmente joven que aún tenemos mucho por aprender y evolucionar pero que vamos creciendo con algunos principios bien claros sobre cómo queremos realizar nuestro trabajo: 

  • Queremos perseguir los valores de la ONG en todas nuestras acciones. 
  • Queremos trabajar por características que definen una buena ONG: transparencia, legalidad, estar al día, responsabilizarse de los socios y voluntarios, ofrecer acompañamiento, empoderar a nuestros beneficiarios. 
  • Queremos contemplar en todo momento todas las opciones posibles para poder elegir la más viable, sostenible y adecuada en cada caso. 
  • Queremos estar abiertos a todas aquellas personas que quieran acercarse a nosotros, y ser acogedores para quien sintonice con nosotros pueda encontrar un espacio donde se sienta querido. 
  • Queremos formarnos y ofrecer formación para que todas las personas que trabajen con nosotros puedan realizar su trabajo en buenas condiciones, evitando al máximo posible riesgos innecesarios tanto para él o ella como para nuestros beneficiarios. 

Pero aún estamos en vías de organización, y esto causa que algunos de los aspectos que queremos nos definan no lo están haciendo al cien por cien por ahora. Somos conscientes de ello y estamos trabajando para llegar a ser como queremos ser. 

En ASF tenemos dos campos de trabajo: nuestros proyectos en el extranjero, y el trabajo que realizamos aquí de forma local.

 


En Alegría Sin Fronteras tenemos como objetivo último el empoderamiento de las poblaciones con las que trabajamos. Cualquier proyecto en el extranjero que dependa únicamente de una entidad de aquí acaba desvaneciéndose. Nosotros no somos los responsables de arreglar la situación de las poblaciones con las que colaboramos, sino ellos mismos. Por eso nuestro objetivo principal es el de crear una estructura interna en la propia población que a la larga les permita trabajar sin depender de nosotros, de forma autónoma, dando prioridad a las ideas de su gente, ya que ellos son quienes viven en esa situación, quienes conocen mejor que nadie sus necesidades y quienes tienen el poder de elección sobre la dirección a seguir para su desarrollo, sea parecida a la nuestra o no.

Nuestro foco principal son los proyectos que llevamos a cabo en otros países, en zonas desfavorecidas, faltas de recursos y oportunidades. Lo cual no implica que dichas poblaciones estén faltas de conocimiento de la realidad en la que se vive, ni lo estén tampoco de ideas e iniciativas para mejorarla. Así pues, en ASF trabajamos con entidades y personas autóctonas de las poblaciones en las que se llevan a cabo los proyectos las cuales conocen muy bien su gente y las necesidades que tienen y saben qué es lo que se necesita para mejorar sus condiciones de vida; pero no tienen los recursos necesarios para ello y necesitan de nuestro apoyo.

Esto implica, entonces, que ASF trabaja siempre con una contraparte local comprometida e implicada en trabajar por y para su población. ¿Y cómo nos organizamos? Desde aquí, Alegría Sin Fronteras cuenta con dos tipos de apoyo, el apoyo económico que ofrecen los socios y los colaboradores que hacen donaciones y recolectas, y el trabajo sobre terreno de los voluntarios que se desplazan para participar en los proyectos.

Para que los proyectos sean sostenibles y puedan crecer, la asociación y los voluntarios incidimos directamente sobre los beneficiarios diana, jóvenes y adultos del entorno capaces de asumir las herramientas y recursos que les proporcionamos y que les permitirán atender a los beneficiarios últimos, que son del sector de la población más desfavorecido.

Así pues, la estructura de trabajo que hemos creado es la siguiente:

esquema-como-trabajamos-horizontal

para dar algún ejemplo

En el Proyecto Educativo Jam-Tam (Senegal): ASF trabaja con una contraparte senegalesa, un equipo formado por profesionales del ámbito educativo y social de la región de Dioulacolon. ASF aporta el presupuesto y  voluntarios y el equipo senegalés aporta personal, localización y conocimiento de la población y su situación. Con estos recursos, deciden crear un proyecto que tiene como beneficiarios diana a los jóvenes y las jóvenes del pueblo, ya que muchos de ellos viven en situaciones de riesgo y su vida puede cambiar si se les ofrece seguimiento, formación y oportunidades. Así que se les ofrece ser partícipes del proyecto y responsabilizarse de los beneficiarios últimos: los niños y las niñas  con más necesidades de la zona.

ejemplo-1-esquema-como-trabajamos

 

 


En cuanto a nuestro trabajo local, tenemos dos objetivos principales: sensibilizar a la población sobre realidades actuales con el fin de abrir una puerta a aquellas personas que decidan hacer algo para mejorar nuestro mundo; y organizar y recaudar lo necesario para que nuestros proyectos en el extranjero puedan llevarse a cabo con éxito.

Para poder cumplir ambos objetivos, ASF pone en marcha dos vías de actuación:

  1. Realizar conferencias y charlas para dar a conocer nuestro trabajo como campañas y actividades que den a conocer las realidades de las poblaciones donde llevamos a cabo nuestros proyectos y que nos permitan recaudar dinero para ofrecer la financiación que los proyectos necesitan y voluntarios para el trabajo a realizar junto a los trabajadores locales. 
  2. Colaborar y apoyar otras entidades españolas con las que compartimos principios e inquietudes con el fin de crecer y unir nuestras fuerzas en una misma causa. 

esquema-como-trabajamos-2